Bolivia arde: más de 100 mil focos de calor en menos de un mes arrasan ocho bosques

Al menos ocho bosques de alta importancia ambiental y ecológica del país, arden por las altas temperaturas registradas en las últimas semanas, pero también provocadas por las malas prácticas de chaqueos para la agricultura, así como las intencionadas por avasalladores y  traficantes de tierras. Del 1 al 23 de octubre se registraron 101.129 focos de calor, de los  279.065 registrados en lo que va del año.

Los incendios forestales afectaron el Bosque Amazónico con 18.472 focos de calor; el Bosque Seco Chiquitano con 11.579 focos de calor; los Bosques Llanuras Inundables con 4.581; los Bosques Yungas con 3.935; el Bosque Chaqueño con 1.835; el Bosque de Pantano con 395; el Bosque Tucumano Boliviano con 381 y los Bosques Secos Interandinos con 31 focos de calor. Hasta la fecha, ni el nivel nacional, ni el subnacional han podido dar una respuesta oportuna, con la consiguiente pérdida de biodiversidad.

“La Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) autoriza quemas sólo en el departamento del Beni, Norte de La Paz y Pando, en el departamento de Santa Cruz las autorizaciones concluyeron el 31 de julio, lo que significa que los 73.315 focos de calor que registra Santa Cruz del 1 de agosto al 23 de octubre son ilegales, aunque sólo se tiene identificados menos de 50 predios para sancionarlos”, observó Miguel Crespo, director de Productividad Biosfera Medio Ambiente (Probioma).

La ABT inició 127 procesos contra responsables de quemas no autorizadas, según informó el director Gestión y Desarrollo Forestal, Omar Tejerina, de los cuales 60 citaciones están en comunidades campesinas, nueve en comunidades indígenas, 55 en propiedades privadas, una en comunidad agropecuaria y dos en comunidades originarias.

“Los focos de calor a una semana de que termine octubre han llegado a 101.129, hemos pasado la barrera de los cien mil focos de calor. Por eso estamos en el segundo lugar de focos de calor a nivel mundial después de Australia”, lamentó Crespo.

Beni ha superado la barrera de los 50 mil focos de calor ya que registra 52.344 focos de calor, siendo el primer departamento con más focos de calor. Del mismo modo, ocho de los 10 municipios con más focos de calor están en el departamento de Beni, mientras que los municipios de Concepción en Santa Cruz con 6.491 focos de calor ocupa el segundo lugar y San Ignacio de Velasco con 5.020 focos está en cuarto lugar.

Ningún tipo de bosque se libra de focos de calor siendo el más afectado el Bosque Amazónico con 18.472 focos de calor registrados, seguido por el Bosque Seco Chiquitano con 11.579 focos de calor.

“Está claro que urge frenar en seco este desastre y lo que se debiera hacer es anular todas las normas consideradas incendiarias, vale decir, hacer un alto a las quemas autorizadas, y tomar en serio el rol que cumplen los bosques en el ciclo del agua, porque sin bosques no hay agua y en Bolivia, nuestros bosques los estamos quemando”, llamó la atención el agroecólogo de Probioma.

Humareda en la ciudad de La Paz por los altos niveles de contaminación por los incendios forestales y los chaqueos.

Ante la evidencia del desastre ambiental, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, a través de la Dirección General de Medio Ambiente y Cambios Climáticos (DGMACC) admitió que la calidad del aire en Santa Cruz es “extremadamente mala” y en La Paz, “mala” debido a los incendios que han provocado intensa humareda.

fuente: ERBOL

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − doce =