«Que brille la luz de Cristo, no la propia»

«Que brille la luz de Cristo, no la propia»

En el corazón del magisterio de Ratzinger está el rostro de una Iglesia que no busca el poder, el éxito y los grandes números. Y la clave de la «nueva evangelización». Benedicto XVI murió emérito y fue enterrado como pontífice. Un océano de oraciones acompañó el rito fúnebre presidido por el Papa Francisco en el atrio de la Basílica de San Pedro. De todo el mundo se elevaron oraciones de gratitud, con la certeza de que Joseph Ratzinger podrá disfrutar del rostro del Señor al que amó y siguió toda su vida, y a quien dirigió sus últimas palabras antes...

HOMILIAS

Contra la hipocresía y la doble vida

Contra la hipocresía y la doble vida

La necesidad de transformación del corazón. Retomamos este domingo la lectura del Evangelio de Marcos (Mc 7,1-8a. 14-15. 21-23) y...