Viviendo la Solemnidad de Cristo Rey.

Este Domingo 26 de noviembre la Iglesia celebra la Solemnidad de Cristo Rey del Universo y por esa razón muchas de las actividades del caminar de la Iglesia, cierran ciclo. Es el último domingo del tiempo ordinario y por esa razón también tenemos como reflexión el encuentro con Jesús, que nos ayudará a comprender en el juicio final.

El cómo rey estará sentado para mirar el camino final que tomaremos cada uno de los cristianos. Él nos pide ir por el buen camino, sirviendo y escuchando a los más necesitados, pero fundamentalmente, nos dirá, que hemos hecho por los pobres, migrantes, sedientos, sin techo, y enfermos. Si hicimos algo por ellos, lo hicimos con él. El juicio final es la actitud que todos tomamos para con el pobre y necesitado.

En este día la comunidad en general reflexiona sobre dios como rey, pero distinto, bondadoso, misericordiosos, amoroso tierno.

Si bien es cierto la realeza de Dios no es como la del mundo, y justamente porque no reflejan los reinados los valores de Jesús. El valor más importe de Cristo Rey es el amor, y la misericordia, es decir que Dios hasta el final de los tiempos espera la conversión del hombre, tiene paciencia frente al mismo pecado del hombre.

La pregunta que siempre tendremos presente de Este Cristo Rey es que hacemos por las personas vulnerables, por las personas que están pasando las necesidades a todo nivel y también la respuesta veloz sobre el bien común.

Esta festividad se la celebra desde el papa Pío XI el día 11 de diciembre de 1925, plasmada en su encíclica Quas Primas. Tiene una duración de un año jubilar ordinario, en el marco del XVI centenario del I Concilio Ecuménico de Nicea.

Este Concilio proclamó el dogma de la consubstancialidad del Hijo Unigénito con el Padre, convirtiéndolo en el Símbolo o «Credo Apostólico», promulgando de esta manera la real dignidad de Cristo.

Posteriormente, en el Concilio Vaticano II y la reforma litúrgica establecida por Pablo VI en el año 1969, esta celebración litúrgica cambió de nombre y de significado, denominándose Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, celebrándose el último domingo del Año Litúrgico.

Por eso toda la Iglesia en este día cierra el ciclo litúrgico para que el próximo domingo se habrá el telón de la esperanza cristiana, el Adviento y la preparación a la Navidad.

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 3 =