3 De diciembre, Recordando La Canonización De San Eugenio De Mazenod

San Eugenio de Mazenod, un 3 de diciembre de 1995 fue canonizado. El fundador de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada está en los altares. Comenzó su camino de santidad respondiendo al llamado de Dios y entregándose, contemporáneamente, a los pobres y a la iglesia. Por naturaleza contemplativo, hizo y transmitió lo que Dios le pedía: la Evangelización de los pobres. De su vida contemplativa ocultó casi todo, de su carisma manifestó todo, hasta en los pormenores..Hoy vive presente en el mundo, con ese sello que el Papa Pio XI lo dijo, “Los Oblatos, he aquí los especialistas de las misiones difíciles”

Eugenio de Mazenod, nació en Aix en Provenza, en la zona sur de Francia, el 1 de agosto de 1782, siendo descendiente de una familia de aristócratas franceses. Inició sus estudios en el Colegio de Nobles de Turín, Italia. En 1802, siendo un joven de 20 años, vuelve a Francia, para ingresar en el Seminario de San Sulpicio, del Padre Juan Santiago Olier, y ser ordenado sacerdote, pese a la rotunda oposición de su familia, en 1811.

El día 25 de enero de 1816, en compañía de algunos hermanos y amigos sacerdotes, fundó un grupo de misioneros que se llamarían inicialmente, Misioneros de Provenza, más tarde oficialmente serán llamados los Misioneros Oblatos de María Inmaculada (OMI), su máxima obra, que fue aprobada con ese nombre por decreto papal del Papa León XII en el 17 de febrero de 1826, y de la cual, el Padre De Mazenod fue su primer Superior General.

Actualmente, los Oblatos están presentes en muchos países irradiando el mensaje que su fundador les dejó. Anuncia a Jesucristo Resucitado y crucificado. Su presencia misionera ha marcado una fuerte presencia en la evangelización por medio de la predicación, testimonio y sobre todo estar en los lugares más pobres. Ya el Papa Pio XII dirá que los Oblatos son los especialistas de las misiones difíciles. “Nuestro predecesor Pio XI dirá de ellos: –Los Oblatos, he aquí los especialistas de las misiones difíciles-. El Padre de Mazenod quería que fuesen perfectos religiosos. Este Pastor y fundador, testimonio auténtico del Espíritu Santo – como muy bien lo ha definido el señor arzobispo de Marsella en su boletín diocesano– lanza a todos los bautizados, a todos los apóstoles de hoy un llamamiento fundamental: ¡Déjense invadir por el fuego de Pentecostés y experimenten el entusiasmo misionero”, (9 de octubre de 1975)

En 1832, fue designado Obispo de Marsella, su principal misión como prelado, fue amparar a los más pobres y desamparados y a difundir el santo evangelio por toda Francia, a través de los Oblatos de María Inmaculada.

Murió en Marsella, el 21 de mayo de 1861, a la edad de 79 años, fue beatificado por el Papa Pablo VI en 1975 y canonizado por el Papa Juan Pablo II, el 3 de diciembre de 1995. Hoy es venerado por miles de feligreses que recuerdan su presencia liberadora en la misión.

El papa Juan Pablo II dijo a los oblatos: “En el mundo actual, más que nunca, el sacerdote y el religioso deben vivir en intimidad con su Maestro y esforzarse por llegar a ser santos como pide su Regla, para estar disponibles a las intuiciones del Espíritu Santo y responder mejor a las llamadas del mundo. La vida de oración no aleja de los hombres; por el contrario, ayuda a percibir más profundamente sus necesidades fundamentales, que únicamente Cristo puede revelarnos, porque se hizo hombre para unirse a sus hermanos y salvar a toda la humanidad. (24 de septiembre de 1998)

Recientemente el papa Francisco dijo a los oblatos, que fueron a la audiencia: “También su Fundador fue un caminante, en los orígenes de su Familia religiosa, cuando recorrió con sus primeros compañeros las aldeas de su Provenza natal, predicando las misiones populares y devolviendo a la fe a los pobres que se habían alejado de ella y que incluso los ministros de la Iglesia habían abandonado. Es un drama cuando los ministros de la Iglesia abandonan a los pobres”.

Eugenio de Mazando de joven
Eugenio de Mazenod el fundador
Mons. Eugenio de Mazenod, Obispo

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − 16 =