Ya llega la Navidad. La fiesta más popular.

La navidad siempre es una oportunidad para muchas realidades, tanto familiares y de iglesia.  Es una fiesta muy popular que está muy mezclada por tradiciones y costumbres De hecho, la navidad nos representa a todo, lo que es en sí, la familia. Por eso en este tiempo las acciones son muy variadas. En este tiempo nos unimos a mirar la propia familia de Jesús. Como cristianos, la Navidad nos trae el nacimiento de Jesús en medio nuestro.  Por eso, la Navidad se da inicio con el Adviento, que empieza el primero domingo del mes de diciembre.

Para prepararnos a la navidad, tenemos diferentes símbolos que nos ayudarán a entender, poco a poco, el nacimiento del Hijo de Dios, la participación de María en la historia de la salvación y como Dios se manifiesta a toda la humanidad.  Sin embargo, el Pueblo o los ciudadanos en general viven muchos símbolos y tradiciones culturales, que ayudan y refrescan la vida cristiana y la vida de las mismas familias. Ahí están la corona de adviento, el pesebre, los villancicos, las comidas típicas, el árbol de navidad, etc. Todas ellas tienen un significado y sentido que rememora la Navidad de Jesús.

CORONA DE ADVIENTO

Ya es tan tradicional, que en los templos y en las familias, se tenga una corona de Adviento que son 4 velas de diferente color y una blanca al centro. Todas estas velas nos recuerdan a la preparación de la vida cristiana de los 4 domingo y más la navidad.  Esta tradición vino de Alemania, pero ya está en todo lado.   En el hemisferio norte, se recuerda que en invierno la familia se une en torno a la luz. Por lo que se simboliza el calor que nos da la luz. En el hemisferio sur hay el verano, pero se lograron adaptar todos los mismos símbolos, a la vida cotidiana de los pueblos.

Para la Iglesia la corona de adviento nos, prepara para vivir iluminados con la palabra de Dios. Se enciende la vela, que nos da calor y luz, e iluminará toda la comunidad. Estas velas están envueltas con ramas verdes, que simbolizará la esperanza.

el pesebre.

Durante este tiempo poco a poca las familias preparan el pesebre, recordando a Jesús que ha nacido sencillamente y con toda la fortaleza de Dios. La tradición del pesebre viene del año 1223, cuando Francisco de Asís, basado en una de las lecturas del profeta Isaías en la Biblia, pidió a varios pobladores de Greccio, Italia, que junto con sus animales personificaran frente a la ermita de la localidad la escena del granero donde nació Jesús de Nazaret. Desde ese entonces el pesebre logra ser una referencia que encaja fielmente como y donde había nacido nuestro salvador.

El pesebre muestra a Dios Salvador que nació entre los pobres y sencillos, y que todos vinieron a adorarlo, tanto los vecinos, como de los pueblos de Oriente. Todo este hecho de salvación está representado en algunos hogares y templos, claro con un toque particular y regional.

Los mismos evangelios nos muestra tradiciones específicas, como San Lucas nos muestra a los pastorcitos que vienen adorarlo. Y San Matero nos presenta a los magos venidos de Oriente. Con esta simbología particular, se muestra como Dios se manifestó a todos los pueblos.

los VILLANCICOS

También la música es algo particular. Mucho de la historia de la Iglesia está ligada al recuerdo de la Navidad en familia y en los pueblos. De ahí que se organizaron coros en la edad media y luego unos grandes conciertos. Inicialmente no tenían referencia religiosa, hasta que, en el siglo XVI, cuando en países como Alemania, Francia y Gran Bretaña se comenzaron a asociar con cánticos eclesiásticos. Desde ahí cobra sentido de vivir momentos de fe.

En los últimos siglos se incrementó esta tradición, desde ese entonces, el contenido es religioso y permite vivir el tiempo especial de la Vida de Jesús y sus costumbres, de ayudar a los pueblos. Este tiempo es como preparar el memorial del nacimiento de Jesús, el mesías, el Señor.

Muchos de los cantos son representaciones escénicas de la Vida de Jesús, son memoriales de la historia sagrada. O también la forma como el pueblo quiere tener a Jesús en medio de su familia y comunidad. De ahí que las canciones navideñas con un verdadero arte munido de cultura y tradición.

navidad en familia.

La iglesia en varios momentos aprovecho para que la Vida Cristiana se vaya acrecentando, por lo que la familia es la principal referencia. En varios países se fueron haciendo celebraciones, con canticos, reflexión y encuentro de comunidades para rememorar al nacimiento de Jesús. En Méjico, lo llamaron las posadas.  Las posadas son una serie de festividades que se llevan a cabo en México desde tiempos de la Colonia. Su origen es de carácter religioso, en el que se representa el peregrinar de José y María en su camino a Belén, pero desde finales del siglo XVIII forman parte de la cultura popular al ser organizadas por las familias.

Pero en otros países se fueron haciendo la misma actividad, pero tomando en cuenta a la familia. Aprovechando la tradicional novena. Un grupo de personas visita a algunas familias para vivir la conmemoración del nacimiento de Jesús. Durante 9 días logran entrar a comprender el misterio de nuestra fe, el misterio del nacimiento y la misma familia de Jesús.

Cada día crece esta tradición en las familias católicas porque permite reunirse en torno a las familias de vecinos y amigos de la comunidad para orar, compartir y vivir la fe que se manifiesta por el nacimiento del salvador. Los grupos de animación muchas veces parten de las parroquias y también de los grupos organizados de laicos. Se tiene un guion organizado con los 9 días, para estar en 9 familias. En cada familia se puede vivir la experiencia de fe y también la tradición cultural. Es una oportunidad de socializar lo que tenían nuestros padres.

ÁRBOL DE NAVIDAD

El árbol de navidad es otro de los símbolos, que ya está en medio de las familias y los pueblos y muchas veces se ha convertido en la referencia navideña. Su origen proviene del norte de Europa, alrededor del siglo IV, donde un pino era adornado en honor del dios Sol Frey. Los primeros cristianos al llegar a Escandinavia observaron que la fecha de adoración nórdica coincidía con la Navidad. Con la evangelización de esos pueblos se conservó la tradición, pero se cambió por completo su significado.

Hoy el árbol de navidad significa el árbol del bien y del mal, el árbol de fruto prohibido del que comieron Adán y Eva, cuyas consecuencias fue el Pecado Original. Es el árbol de la vida, ya que no se despoja de sus hojas. La colocación del árbol en Navidad simbolizando la alegría por el nacimiento de Cristo, no es más que un recordatorio del verdadero significado de su nacimiento, redimirnos del pecado original.

Sobre el 8 de diciembre es costumbre en muchas familias, reunirse a poner el árbol de navidad, se elige esta fecha por ser el Día de la Inmaculada Concepción de María. El árbol se mantiene hasta el día 6 de enero, Día de Reyes, ya que son, según nuestra tradición, los Reyes Magos los que nos dejarán los obsequios al pie del árbol, junto a los zapatos, fecha a partir de la cual acaba la Navidad.

TARJETAS NAVIDEÑAS

Otro símbolo, que hoy ya se va perdiendo, y son las tarjetas navideñas. Hubo un tiempo en el que al llegar la fecha de la Navidad era muy frecuente enviar y recibir tarjetas para felicitar las fiestas. Con las nuevas tecnologías esta tradición se va perdiendo y el volumen de envíos de tarjetas postales en Navidad ha descendido. Hoy en día es común felicitarse a través de mensajes SMS, e-mails, chat o postales virtuales a través de Internet.

Las tarjetas navideñas tienen un origen, de compartir recuerdos y emociones, por ello vale la pena el esfuerzo de conservar la tradición y escribirlas. Dan la oportunidad de reflexionar sobre el año que ha pasado, sobre todo si se la diriges a alguien con quien es probablemente el único contacto anual.

Cuentan en la historia que las primeras tarjetas fueron patrocinadas por Señor Henry Cole en Londres en 1843. Se imprimieron sólo mil tarjetas y se vendieron al precio de un penique. En un principio, no tenían imágenes invernales, sino de flores y campos verdes, para recordar que la primavera estaba próxima. Hoy también hacer tarjetas es una forma de ganar algo de dinero.

EL PANETTONE.

Algo que hoy no puede faltar en navidad es el panetón, que es un pan dulce grande lleno de frutas y que es muy gustado antes, durante y después de la navidad. Hay varias historias de su origen, pero muchos lo atribuyen a su origen italiano. Con la presencia de italianos en el mundo se fue popularizando y haciéndose parte de la mesa. Hoy en el mundo entero se conoce el panettone, pan dulce típico de Navidad. De aquel primer pan se han derivado numerosas variaciones y se puede encontrar con uvas, pasas, piñones, almendras, chocolate y frutas confitadas.

La receta original del panettone contiene harina, agua, fruta y fermentación natural, con su forma cilíndrica característica, aunque hoy en día prácticamente nadie lo produce de acuerdo a sus ingredientes tradicionales. Con el tiempo han comenzado a agregarle huevo, manteca, azúcar, frutos secos y cereales», aseguró el escritor, para quien esto se debe a la expansión internacional que ha tenido el pan navideño, así como también a la producción industrial.

Hoy en la mayoría de las familias el panetón se pone al centro de la mesa y todos comparte. Muchas veces hay panetones de varios sabores. Este puede ser acompañado por chocolate con leche, con vino, con sabroso té.

LA COMIDA TIPICA.

Aquí si hoy ya nos podemos poner muy sensibles a las tradiciones, muchas de estas vienes de los últimos años. Sin embargo, la comida es algo muy particular. En muchas familias la comida de navidad es el punto central de encuentro y fraternidad. Es la oportunidad para que en medio de este encuentro podamos rearticular o reconfigurar las relaciones.

Cada lugar y región del mundo tiene su plato típico. En el mundo entero se tiene una variedad, pero en América Latina prevalece poner el pollo, el pavo o el cerdo al horno. Claro cada regios con su estilo y tradición, a eso se añaden los variados condimentos, que hacen propios a la regios y ciudad. Cada comida hacer que prevalezca los productos de la zona.

Lo cierto es que hay una comida navideña que reúne a la familia, permite compartir unos momentos para un reencuentro. También en los años surgieron los encuentro familiares, porque muchos de los hermanos y padres trabajan en otras ciudades y la Navidad es el punto de encuentro familiar.

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 14 =