Pobladores de Mapiri se enfrentan por el control de concesiones mineras

El presidente del Comité Cívico, Juan Pablo García, informó que se desarrolla un un paro indefinido hasta lograr la expulsión de la empresa minera. Además, este viernes se llevará a cabo un cabildo donde se asumirán medidas de presión

Los pobladores del municipio de Mapiri, en el norte de La Paz, se enfrentaron por el control de las concesiones mineras que se encuentran en la zona de Cañopampa. Denunciaron que los vecinos de ese sector estarían trabajando en la empresa minera chilena que contamina y desvía el río Merke.

“Es una concesión minera que siempre ha causado problemas, tiene sus áreas de explotación minera, acoge a personas extrañas que conforman grupos vandálicos. Lo que la población quiere es reencausar el río Merke, porque al desviarlo se perjudica a toda la población y además están contaminando el río y eso no lo podemos permitir”, afirmó el dirigente vecinal Carlos Apaza a medios locales.

El conflicto se produjo el miércoles cuando un grupo de personas trató de ingresar a la concesión minera, luego de que se constató que en la parte baja del afluente había maquinaria pesada que estaba desviando su cauce. Mapiri tiene siete zonas urbanas, los vecinos del sector de Cañopampa se dedican a la explotación de oro. 

Los pobladores fueron amedrentados por los trabajadores mineros con piedras, dinamitas y petardos y la Policía llegó al lugar para evitar más enfrentamiento. Empero, fueron desalojados por los comunarios porque se parcializaron con los mineros. 

El dirigente de la junta de vecinos de Mapiri, Ubaldo Torres, explicó que ciudadanos chilenos son propietarios de la empresa minera que se asentó en la zona de Cañopampa, quienes taparon diferentes puntos de ingreso al río e impidiendo que los lugareños transiten por ese sector. 

“La empresa minera está operando en el río Merke, está tapando diferentes lugares de la carretera donde pusieron piedras y de esa forma obstaculizan el paso de los pobladores. Eso ha causado malestar en la población y nosotros estamos pidiendo que se reencause el río”, manifestó. 

Sin embargo, una de las vecinas de zona en conflicto afirmó que ellos fueron atacados por los dirigentes cívicos y de la Organización Territorial de Base (OTB) Mapiri, con el objetivo de adueñarse de las concesiones. 

“El compañero Ruddy vino con 18 jóvenes encapuchados para querer amedrentarnos, nosotros estamos pidiendo a los policías que puedan resguardarnos, nosotros no vamos a permitir que ingresen a este lugar. Nosotros vamos a defender nuestra zona”, afirmó. 

Paro y cabildo 

Tras los enfrentamientos, el Comité Cívico de ese municipio determinó convocar a un paro indefinido hasta lograr la expulsión de la empresa minera. Además, este viernes se llevará a cabo un cabildo donde se asumirán medidas de presión.  

“Es un paro cívico y es un cabildo abierto donde se va emitir una resolución para que se dé cumplimiento a las disposiciones de la población. Nosotros estamos cansados de estos actos que los súbditos chilenos. No hacen caso a las decisiones de la población”, informó el dirigente cívico, Juan Pablo García. 

Un contingente policial, de al menos 100 uniformados, llegó hasta esa región para evitar que los pobladores se enfrenten y se registren personas heridas.

fuente: /EUA/AN

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − ocho =