Adviento, Tiempo De Conversión y Esperanza.

Para todos nosotros es un tiempo especial, para aprovechar la misericordia de Dios que vienes y se queda entre nosotros.

Es necesario entender que este tiempo es de cuatro semanas, cuatro domingos antes del día de Navidad, con un significado de conversión y preparación para la llegada de Jesús, que es la navidad. Pero como ya sabemos todo se ha vuelto comercial y se nota claramente en todo el ambiente comercial. Pero es porque también en la Navidad todo está ligado a los regalos, realidad que no coincide necesariamente con este tiempo.

Qué significa el Adviento

El adviento es un tiempo, que la iglesia lo puso, para que todos los cristianos nos preparemos y estemos animados para recibir a nuestro Señor Jesús, nuestro Salvador. Para ello también se ha vuelto costumbre de encender las velas, de la corona de adviento, con las 4 velas que simbolizan este tiempo y que además acompaña para estar atentos, en qué día estamos y cómo podemos enfatizar cada domingo. La luz que nos acompañara este tiempo.

De hecho, la corona de adviento se ha convertido en un símbolo muy agradable para las familias, porque saben darle un contendí familiar y de construcción colectiva. Es decir, que puede ser una linda oportunidad para vivir como familia, en un ambiente de oración y recogimiento. Cada oración se acompaña con cantos y se comparte algo. La familia se pone en torno a la mesa y a la luz.

Pero lo esencial del adviento es, prepararnos y conocer mejor a Jesús. Ponernos en sintonía con toda la historia de la salvación y en particular de donde viene Jesús, y como ya los profetas lo fueron anunciando. Por esa razón es Isaías, el profeta más querido, que nos hace toda la entronización del Mesías, del Emmanuel entre nosotros, el esperado para vivir plenamente nuestra liberación.

Pero también, con el adviento se inicia del año litúrgico, para la Iglesia es el inicio de todas las actividades y repensar como vivir este nuevo. Por lo que todo se inicia con Jesús y los primeros datos de su venida. Todo va concentrado en las cuatro semanas.

La idea central es que, en este tiempo de adviento, podamos entender que Jesús es la esperanza cristiana, porque viene al final de los tiempos y se pone como centro de la salvación. El mesías, viene a nosotros y habita entre nosotros. Esa es parte de la historia de nuestra salvación.

El profeta Isaías, trata de poner énfasis en el mesías, como modelo de vida y de entrega. Nos invita a estar atentos y vigilantes. Que nadie se distraiga porque ya viene. Pero que también debemos de preparar nuestro corazón y vida. Porque eso debemos de llamar a la conversión para estar en buenas condiciones. Pero también la figura de María se pone énfasis en su entrega, servicio, amor y humildad. Porque toda irá a concretarse en el mesías, Jesús nuestro Señor.

Ahora a vivir todo este tiempo especial y a liberarnos de todas las ataduras. Dios está con nosotros y nos invita a estar vigilantes y a cambiar de vida.

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − trece =