Pueblos Yuqui y Yuracaré afrontan la Covid-19 ante el olvido de autoridades

Yuquis y yuracarés son altamente vulnerables a la Covid. Página Siete visitó sus comunidades.

  Aislados y sin servicios básicos, como agua potable o energía eléctrica,  más de 1.500  yuquis y yuracarés  afrontan la pandemia  ante el olvido de autoridades. El 50% de la población de ambas comunidades  -más de 700 personas- contrajo el coronavirus. No se registró ningún deceso, aunque el riesgo es latente por la alta vulnerabilidad de estos pueblos indígenas.

  De acuerdo con el último reporte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), hasta mediados de septiembre en las naciones indígenas de Bolivia se habían registrado 2.834 casos positivos  y 16 fallecimientos a causa de  Covid-19.

Estos pueblos que habitan en el  trópico cochabambino son considerados en riesgo de extinción debido a su aislamiento y a la falta de servicios, lo que los expone a enfermedades y el peligro crece ante la pandemia. Los centros de salud son insuficientes, los médicos pocos y los insumos escasos. 

Los yuquis  son más de 300 y viven  en  dos comunidades: Bia Recuaté, que pertenece al municipio de Chimoré, y Pachino, a Puerto Villarroel, ambas separadas por el río Chimoré.  

Los yuracarés son más de  1.000  y habitan en seis pueblos dispersos en el municipio de Puerto Villarroel. Ambas naciones originarias conservan su idioma y su cultura viva.

Fuente; Pagina siete

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − 18 =