Novena a San José

Los evangelistas no nos transmiten una sola palabra de San José, lo presentan como un personaje de silencio. Pero sus acciones revelan que era un “hombre justo” (Mt 1,19), muy creyente y de vida íntegra. 

San José fue llamado por Dios para servir directamente a la persona y a la misión de Jesús mediante el ejercicio de su paternidad. De este modo cooperó en la plenitud de sus tiempos en el gran misterio de la redención. 

¿Cómo rezar la Novena a San José?

Esta novena quiere ser una guía de oración, que no solo te ayude a elevar una petición a Dios por intercesión de San José, sino que también te anime en tu vida cristiana.

Lo puedes rezar en forma individual o en la familia y el único requisito para ello es que lo reces con fe. Recuerda que serás escuchado según sea tu fe. Jesús, antes de realizar un milagro, solía repetir: “Hágase conforme crees”. La intensidad del amor de Dios hacia ti no es proporcional a tus méritos sino a tus necesidades. Por esto, confía plenamente en su amor.

Empieza cada día colocándote en la presencia de de Dios, invocando su protección con la señal de la santa cruz. Luego reza la oración inicial y lee la iluminación bíblica con la reflexión. Luego haz una pequeña meditación sobre lo leído y pídele al Señor por tu necesidad. Enseguida lee los gozos y reza la oración final. 

Finaliza con un Padre Nuestro, un Ave María, y un Gloria al Padre. 

A continuación encontrarás día por día la novena para que ores con fe y devoción. Dale click en el día correspondiente:

Novena a San José día 1:“José hijo de Jacob”.

Novena a San José día 2: “Hizo lo que el ángel le había mandado”.

Novena a San José día 3: “Se levantó y cogió al niño y a su madre”.

Novena a San José día 4: “Aceptar la voluntad del señor”.

Novena a San José día 5: “Y todos iban a inscribirse”.

Novena a San José día 6: “El anuncio del ángel”.

Novena a San José día 7: “La consagración al Señor”.

Novena a San José día 8: “Jesús, hombre sorprendente”.

Novena a San José día 9: “La sabiduría de Jesús”

Al terminar la Novena a San José:

Tomémonos unos momentos de silencio para hacer una síntesis, en nuestro interior, de lo que hemos reflexionado y orado durante estos nueve días. Asumamos un compromiso concreto para mejorar nuestra relación con Dios y con las personas cercanas a nuestra vida diaria.

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 9 =