Los OMI. Celebrando los “195 Años De La Aprobación De Las Constituciones Y Reglas”.

Los misioneros Oblatos de María Inmaculada celebramos 195 años de la aprobación de las constituciones y reglas. Desde ese momento la congregación se va expandir al mundo entero. Sera el papa León XII, quien un 17 de febrero de 1826, pondrá su firma. Dado que tenemos mañana la celebración de Miércoles de Cenizas, hoy muchos oblatos en el mundo han ido celebrando.
Nos unimos a miles de Misioneros Oblatos de María Inmaculada y le animamos para seguir en esta gran aventura de llevar el evangelio con Alegría. Estamos en el mundo y queremos hacer de este mundo más solidarios, comprendiendo las culturas, y abriendo nuevos caminos de esperanza para los pobres.
San Eugenio nos decía: “Hay que intentarlo todo para expandir el Reino de Dios» y estamos en eso, queremos construir una sociedad más humana, donde se impongan la justicia, verdad y solidaridad.
De ahí que todos los Misioneros tenemos que trabajar incansablemente. San Eugenio decía a cada uno que «Estamos llamados a vivir por Cristo, a gastarse por completo por amor a él, a servirle y a darlo a conocer a los demás.» Esto haremos hoy y siempre. Y nadie no puede impedir que Jesús este siendo parte de nuestra evangelización integral.
Todos los Oblatos siempre diremos. Alabado sea Jesucristo, y María Inmaculada

Oración por la misión

Dios Padre nuestro, te damos gracias por haber
llamado a san Eugenio de Mazenod a seguir
a Cristo salvador y evangelizador.
Apasionando por tu Hijo Jesús y participe de su compasión por la humanidad,
se puso incondicionalmente al servicio de tu iglesia
para la evangelización de los más pobres.
Concédenos, por tu intercesión, la misma compasión de Cristo
que nos llama a la santidad a la misión.
Haz que construyamos comunidades que sean signos de tu presencia,
y compartan la buena noticia de la salvación con todos los pueblos.
Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
Amen.
San Eugenio de Mazenod, enséñanos a amor a Jesucristo.
San Eugenio de Mazenod, ayúdanos a ser compasivos.
San Eugenio de Mazenod, sé nuestro compañero de fatigas.

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 4 =