El Papa: Ustedes aportan alegría y compañía en un mundo de grisura

El Papa Francisco recibió a los miembros de la Unión nacional de feriantes ambulantes a quienes manifestó la importancia de este tipo de espectáculos ofrecidos a la gente en las plazas: se respira un ambiente de auténtica despreocupación al aire libre, lo contrario de lo que ocurre cuando cada uno está solo con su móvil u ordenador

Los feriantes y quienes ofrecen atracciones en las plazas también colaboran «en sentido amplio en el anuncio del Evangelio por la alegría» que llevan a la gente. Así lo destacó el Papa durante el encuentro celebrado en la Sala Clementina del Palacio Apostólico con los miembros la Unión Nacional de espectáculos ambulantes (Unav) a quienes aseguró su cercanía y el acompañamiento de la Iglesia que sigue anunciando a «Cristo Salvador, que recorrió ciudades y pueblos llevando a todos» la buena noticia del Reino de Dios. Francisco animó a los feriantes itinerantes, a quienes definió como sembradores de alegría, incluso en los corazones tristes.

“Su vocación es sembrar alegría. Por eso los animo a mantener siempre su corazón y su vida abiertos a una perspectiva de fe, que nace del encuentro con Jesucristo, presente y operante en su Iglesia, presente y operante en ustedes, en cada una de las personas que encuentran, en cada una de las personas a las que ustedes hacen reír. Que es una de las cosas bellas: ¡sembradores de sonrisas! ¡Es hermoso!”

Esos tiovivos que se detienen en los pueblos y en las ciudades, «ofrecen a niños y adultos momentos de desenfado, distrayéndolos un poco de las preocupaciones que acosan la vida cotidiana», observó Francisco y recordó esa «imagen de alegría limpia que pertenece a la memoria de toda familia» que ofrece la «felicidad de un niño en un carrusel».

El camino para estar contentos es la sencillez

Ese sentido de alegría y de fiesta que difunden los feriantes, explicó el Papa, «brota de la creatividad y de la fantasía», que «no sigue los modelos artificiales y conformistas» difundidos por los medios de comunicación, ni se alimenta de «la búsqueda de sensaciones siempre nuevas, sino «de la sencillez y la autenticidad que se respira en un parque de atracciones».

“En un mundo en el que a menudo se respira un clima gris y pesado, ustedes nos recuerdan que la forma de estar contentos es la sencillez; y también una forma de diversión al aire libre y en compañía: lo contrario de lo que vemos cada vez más hoy en día, cada uno solo con su móvil o su ordenador que te aísla de la comunicación social. Ustedes invistan a salir, a reunirse en la plaza, a divertirse juntos”

Todo esto nos recuerda «que no estamos hechos sólo para el trabajo, sino también para la fiesta», concluyó el Santo Padre Francisco, y que «Dios se complace cuando celebramos juntos como hermanos en la simplicidad».

En esta audiencia del Papa, junto a los operadores del espectáculo ambulante, también estuvo sor Genevieve Jeanningros, hermanita de Jesús, quien desde hace años desarrolla su apostolado entre los tiovivos y las ferias y que vive en el Luna Park de Ostia. Para la religiosa, que hoy cumple 80 años, Francisco pidió a todos que entonaran sus deseos de feliz cumpleaños, uniéndose al alegre coro de voces.

Tiziana Campisi – Ciudad del Vaticano

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × cuatro =