Dolor en el Norte de Potosi por la partida de P. Adolfo Lemmens, OMI
Por Abenor Alfaro Castillo.
 
Dormía en una choza de paja, con una cama de adobe y su mesa también era de adobe, en Colcapampa, provincia Chayanta del Norte de Potosí en los primeros años de su misión en la zona, como el mismo relató a la periodista indígena Yolanda Choque “hacía mucho frío porque Colcapampa no es como Béligica donde nací en 1944”. Se trata del padre Adolfo Lemmens. Luego ayudó en la refacción de la escuela, y posteriormente el colegio. Con la llegada de otros misioneros de la Orden de los Oblatos de María inmaculada a la cual pertenecía recién hizo construcción una vivienda. Desde hace unos años por la osteoporosis que debilitó su cuerpo tuvo que vivir en Cochabamba e iba de vez en cuando a ver su obra de evangelización. Logré que 10 jóvenes campesinos de la zona sean becados en Cochabamba y obtengan su profesionalización.
Esos jóvenes, hoy en la misma Colcapampa distante alrededor 5 horas de Oruro están haciendo un velorio simbólico y sus restos serán enterrados en Cochabamba el lunes, 11 de enero. Paz en la tumba de este sacerdote oblato a quien le debo mi gratitud por su inmensa amistad. Gracias a María Morales por las imágenes y a Juan Carlos Enríquez quien escribió una crónica que resalta la personalidad y el trabajo de evangelización incansable del padre Adolfo Lemmens.
RADIO PIO XII:
DOLOR EN NORTE POTOSÍ
Murió Adolfo Lemmens, misionero oblato de corazón solidario y comprometido con el pueblo
Adolfo Lemmens fue el misionero de los niños y niñas hambrientos de educación especial, fundó el Centro de Educación Especial San Benito Menni en el norte de Potosí. El misionero de la renovación, ayudó a renovar el templo Nuestra Señora de la Asunción en Llallagua.
El misionero de corazón solidario, ayudó a levantar el comedor popular de los más humildes, Jatun Manka en esta región. El querendón de Colcapampa, una comunidad perdida en el norte de Potosí.
Este hombre, nacido en Bélgica en 1944, vino a Bolivia en 1975, dejó su familia, y su tierra, cuando aún no era sacerdote, pudo más su compromiso de servir a la población minera y campesina.
Pasó por San Julián, Santa Cruz, estudió teología y se ordenó sacerdote en Bolivia. Su misión fue evangelizar en Villa Pagador, la parte sud de Cochabamba, allí donde viven miles de residentes de provincias potosinas y de Cochabamba.
Durante unos años acompañó la fe de la población de Catavi junto al padre René Villegas, también pasó por Llallagua, ayudó a remodelar el templo, tal como se lo ve ahora.
Sin embargo, una de sus obras más grandes junto a Sonia Ponce de las hermanas de la Caridad de Nevers fue el Centro de Educación Especial San Benito, la educación para los más excluidos de esta región.
Con su infinita solidaridad levantó el comedor popular para los más humildes Jatun Manka, también con la hermana Sonia Ponce de la Caridad de Nevers.
Afectado del corazón se trasladó a la ciudad de Cochabamba, en la casa de los oblatos, allí se apagó su vida a los 76 años, cerró los ojos para soñar que campesinos, indígenas, mineros, niños y niñas, hambrientos de pan y hambrientos de justicia son dignos, encuentran justicia y son grandes como todo el proyecto del REINO DE DIOS AQUÍ EN LA TIERRA, Es el padre Adolfo Lemmans, el hermano de Colcapampa, a donde llevó el evangelio, la buena noticia con escuela, mucho trabajo solidario y mucha verdad
Radio Pio XII acompaña al director general el Misionero Oblato Roberto Durette y a todos sus Hnos en este momento difícil que vive la comunidad de los oblatos
LOS OBLATOS
“Me ha enviado a evangelizar a los pobres, los pobres son evangelizados”. Son las palabras escritas en el escudo oblato, Congregación Religiosa que, en honor a la Virgen de la Concepción, el 8 de diciembre cuenta ya con 204 años de evangelización desde su fundación.
El francés, Eugenio de Mazenod (1782-1861) creador de esta Congregación de la Iglesia Católica era el hombre de las misiones imposibles, de las misas con los trabajadores, las empleadas, la gente excluida y allí a donde nadie se atrevía a ir fácilmente.

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cuatro =