César Alberto Panca fue ordenado sacerdote de manos de Mons. Estanislao Dowlaszewicz

Por la Imposición de manos del Obispo Auxiliar de Santa Cruz, Monseñor Estanislao Dowlaszewicz, OFM Conv., fue Ordenado Sacerdote el Hno. César Alberto Panca Morales, el domingo 16 de julio, a las 18:00 horas, en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe perteneciente a la Vicaría San Lorenzo.

La misa de Posesión fue Concelebrada por el Hno. Francisco Morales, Vicario Provincial, el Hno. Mariano Sullca, Secretario Provincial que llegaron desde Perú y los Hermanos de la Orden Franciscanos Capuchinos que realizan su misión en tres fraternidades: San Pio-El Naranjal, Parroquia San Isidro Labrador-Minero y Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe.

También acompañaron; los diáconos del Seminario Diocesano San Lorenzo, diversas Congregaciones de Religiosas. Esta celebración estuvo marcada por la numerosa presencia de los fieles de la Parroquia San Isidro Labrador de Minero, Fraternidad San Pio-El Naranjal, la Parroquia anfitriona Nuestra Señora de Guadalupe, los diferentes grupos de la Juventud JUFRA, laicos de la Orden Franciscana, monaguillos, liturgia, coro, catequesis; desde Perú llegó su Familia del nuevo sacerdote su papá y sus hermanos que con mucha emoción presenciaron la Ordenación sacerdotal, del mayor de siete hermanos.

En su Homilía Monseñor Estanislao dijo: “Cristo el Sumo Sacerdote, hermano César Alberto tienes que vivir de esta manera: para que otros pueda ver a través de tu ministerio, la bondad, la generosidad de Jesús, de este Maestro que te ha elegido y te ha llamado y tú le has dicho: Estoy aquí para llevar adelante el estilo de mi vida al estilo de tu Vida Jesús. Qué significa esto, concretamente debe ser como en el antiguo Testamento los sacerdotes actuaban en nombre de Dios. Tú también vas a actuar en nombre de Cristo, no vas a juzgar, sino perdonar”.

“Tu vida debe ser al estilo de Cristo como médico, vas a curar las debilidades espirituales; o como maestro que siempre vas a enseñar la doctrina sana, debes ser para todos como padre y Pastor que entrega su vida por las ovejas. Qué bonito que seas discípulo misionero y estés disponible a escuchar la buena nueva, pero también a llevarla a esos lugares que a veces te enviarán tus superiores”.

Tienes que ser como este sembrador que sale a sembrar pero con generosidad, con la mano llena de semilla de la Palabra de Dios, pero no plantar una por una, sino sembrar generosamente varias de estas semillas.

Al terminar su homilía el Obispo exhortó al Padre César Alberto: “Quién te ama es Dios y es Él quién te llama y perdona”.

Así también el nuevo Presbítero P. César Alberto Panca Morales, expresó su agradecimiento, muchos me preguntan qué se siente antes, durante y después de la Ordenación, yo les responde “me siento muy agradecido de verdad”, un sentimiento de agradecimiento. Agradezco a Dios por el maravilloso don el Ministerio Sacerdotal, me ha llamado a su servicio inmerecidamente, su amor que me ha tocado y me ha llamado a su servicio. Su Misericordia ha atravesado mi historia personal, conduciéndome constantemente en la fe, fe que se ha expresado frecuentemente en llamado.

La palabra Misericordia para mi tiene mucho significado, preparándome para mi primera comunión, lo que marco mi vida fue mi primera confesión; sentí como el Señor derramo su misericordia sobre mí y luego de eso decidí seguirlo como monaguillo y luego el Señor me llamo a la vida consagrada como Capuchino, ha sido su misericordia que me ha movido y me ha llamado para consagrarme. Gracias al Señor por el llamado a la misión en Bolivia y específicamente a la misión en esta tierra maravillosa llamada Santa Cruz, he sentido en todas las comunidades capuchinas el cariño, la hospitalidad, el aprecio. También recordó a su madre Guadalupe que partió su a la casa del Padre Celestial, que siempre rezó por mí para que persevere y pueda seguir sirviendo en Bolivia.

La Virgen María siempre me ha acompañado en mi vida y lo seguirá haciendo, por ello doy “Gracias a Dios por el don de la Virgen María en mi vida”, dijo el nuevo sacerdote. Fui creciendo en su amor a ella, y la Virgen María me ha enseñado que nada ocurre por coincidencia en la vida, sino que hay un propósito y un fin, un plan de Dios, así el 15 de septiembre-Virgen Dolorosa, el 8 de diciembre Inmaculada hice mi primera comunión, mi profesión perpetua fue el 24 de septiembre-Virgen de la Merced y hoy 16 de julio-La Virgen del Carmen, expresó el nuevo presbítero.

Homilía  Mons. Estanislao Dowlaszewicz, OFM Conv. Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra 

Ordenación del Diácono, Hermano Cesar Alberto Panca Morales, Fraile Menor Capuchino.

Santa Cruz de la Sierra 16 de Julio de 2023.

“Me postré consciente de mi nada y me levanté Sacerdote”. Santo Cura de Ars”- San Juan María Vianney.   

Saludos.

Como familia franciscana acercándonos al Gran Jubileo de 800 aniversario de la muerte de Nuestro Padre San Francisco, que cae en 2026, y ya hemos sido iluminados por el resplandor de las celebraciones y reflexiones relacionadas con el aniversario de 800 de la Regla aprobada (alrededor de 1223).

En este año 2023 estamos celebrando el inicio de otros jubileos importantes: los ochocientos de la invención del pesebre en Greccio; la estigmatización en el 2024; el cántico de las criaturas el año 2025 y la Pascua de Nuestro Padre Seráfico en el año 2026. 

 Nuestro deseo, más allá de recordar estos eventos, es celebrar juntos el regalo universal de San Francisco de Asís y el don de nuestra espiritualidad.

Queridos hermanos

Para mi cuando estoy ordenando a nuevo sacerdote me hago recuerdo siempre de mi ordenación sacerdotal hace 39 años. También en aquel día frente al Card. Macharski de Cracovia, el sucesor en la sede episcopal del papa san Juan Pablo II dije: “Aquí estoy”, “Estoy presente”, “Estoy listo para asumir la misión, que Dios me había encomendado”.

Después de 39 años sigo agradecido por todo lo bueno que hizo en mí, por el bien que Él hizo a través de mí. Decir el “SÍ”, al Señor, por un lado, es fácil, y por otro lado es difícil, porque es difícil perseverar en el “SÍ”.

Después de 39 años digo, que vale la pena decir el “Sí”. Recibir el sacerdocio es algo fascinante, vivir esta bonita experiencia de Dios y con Dios. Esa experiencia se la puede vivir en cualquier lugar. No importa el lugar sino la disponibilidad de construir su vida, su vocación y misión sobre Cristo y con Cristo.

  1. Querido fray Cesar Alberto… has hecho este paso al frente diciendo: “Aquí estoy presente”. Qué no sea sólo la expresión de boca para afuera, sino desde el corazón. Todo lo que dices ahora que tenga la perspectiva del futuro, de hoy para siempre. “Quemarse hasta el final” – como decía San JP II antes de morir.

Perseverar en el entusiasmo de hoy hasta el final. Deseo de servir a Dios como sacerdotes franciscano-capuchino también hasta el final, en la misma alegría de hoy y unirse a Él hasta el final, de ver sólo en Él su único sentido, ideal, y tesoro. No te olvides, que Cristo a partir de hoy es el Primero y tiene derecho de ocupar un lugar privilegiado en tu vida, porque es Creador y Salvador, y porque ama y perdona. Ningún otro sentimiento, ni deseo, ni otro fin o ideal, pueden arrinconar o desplazar o adelantar en tu vida a Cristo Sumo Sacerdote.

Tienes que vivir y actuar de esta manera para que otros puedan ver a través de ti a Jesús. Por eso tienes que ser sacerdotes al estilo de Jesús.

¿Qué significa esto? Concretamente debes ser: como jueces del Antiguo Testamento, que en nombre de Cristo no vas a juzgar, sino perdonar, como médico, que vas a curar las debilidades espirituales, como maestros, que vas a enseñar la sana doctrina, debes ser como padre y pastor, que entrega su vida por las ovejas del rebaño de la Iglesia, discípulo y misionero, que estás disponible escuchar la Buena Nueva y llevarla a los demás.

El discípulo lleva la misma suerte, como el Maestro. Como Jesús experimentó el rechazo de Dios a través del mundo, incomprensión, indiferencia, así sus alumnos, discípulos — y especialmente los sacerdotes– experimentan la alegría de Jesús mismo, su proximidad, sino también comparten el mismo dolor, viendo que Dios no es conocido o rechazado.

Nuestra respuesta en esta y en cualquier otra situación debe ser la misma de siempre: tengo que imitar a Cristo Sacerdote.

 Con su vida y con su testimonio como San Francisco, tienes que embellecer el rostro de la Iglesia, de la Iglesia aquí y ahora en Bolivia o donde Dios te mande.

Tienes que ser sacerdotes que va a decir, que vale la pena seguir a Cristo, que vale la pena entregarle la vida, y no decir que aún somos jóvenes sin experiencia como decía Jeremías o JPII cuando fue nombrado obispo a los 38 años. El primado de Polonia le respondió a la misma inquietud diciéndole: “De esta debilidad de ser joven uno se cura rápido con los años que vienen”.

  1. San Juan María Vianney gran patrono de los sacerdotes, y cuyas palabras has escogido para tu ordenación como lema, después de ser ordenado sacerdote, fue llamado por su obispo y él le dijo: “Escucha, en Ars la gente no ama a Dios – vaya y enséñales a amar a Dios”.

Muy obediente al obispo se fue y enseñó a la gente en Ars no solamente a amar a Dios sino con su testimonio y entrega ha renovado el rostro de la parroquia y la gran parte de Francia.

Estas palabras te digo a ti Hermano Cesar Alberto fraile capuchino: Escucha, en Bolivia, en Perú mucha gente no ama a Dios, lo demuestra la vida cotidiana, pero tu que vayas y enseñes a sus compatriotas a amar a Dios, no solo de palabra sino de obra y testimonio.

Querido Cesar Alberto, dentro de pocos minutos serás ordenado sacerdotes, sacerdotes de Cristo y yo te deseo que no seas sacerdote light, sino seas sacerdote al estilo de Cristo. “Considera lo que realizas e imita lo que conmemoras y conforma tu vida con el ministerio de la cruz del Señor.” Palabras que dentro de algunos minutos las vas a escuchar y después vivir. (Ritual de la ordenación – entrega de la patena y el cáliz).

Querido Cesar Alberto.  Para vivir eficazmente el sacerdocio no es sólo necesaria la predicación del Evangelio, sino también un testimonio de vida.

FUENTE: CAMPANAS

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

13 − 7 =